Kikan Chu No Saïbansho en Vidigueira

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasNoticias

    

Este pasado fin de semana tuvo lugar en Vidigueira, Portugal, un Seminario muy especial de Toyama-Ryu Morinaga-Ha impartido por Doshi José Miguel Martínez Barrera y por Teófilo Eleuterio Fonseca Sensei (el anfitrión del evento) al que tuve la fortuna de poder asistir.

¿Por qué en Portugal?

Hace ya varios años que Doshi imparte seminarios de la Escuela Toyama por todo el globo, pero en Portugal en particular, nuestro país vecino, se han celebrado ya varios eventos debido a que existe un importante, creciente y prometedor grupo de practicantes liderados por Chuden Teófilo Eleuterio Fonseca.

Tras 3 visitas previas realizadas en los últimos 4 años, en esta ocasión se decidió celebrar en Vidigueira, un precioso y tranquilo pueblo situado en la zona de Alentejo, famoso por su sabroso aceite y su excelente vino. Dicho pueblo se situa estratégicamente en un término medio entre las importantes ciudades de Évora y Beja, cercanas a esta localidad. Además, las instalaciones cedidas por el Ayuntamiento (un gran polideportivo) fueron más que suficientes para la gran candidad de gente que el Seminario aglutinó, permitiendo así una correcta ejecución de las actividades que le plantearon allí.

¿Por qué fue muy especial?

Diríamos que hubiera sido normal de haber sido un simple entrenamiento de artes marciales, pero en esta ocasión el Seminario era realmente especial por 2 motivos principales.

Por una parte, el Seminario en sí era la antesala de lo que culminaría el evento en forma de un Kikan Chu No Saïbansho (examen de tribunal de período), un importante evento de evaluación de lo que en estos últimos años se ha estado transmitiendo y practicando en Portugal. En sí ha sido un evento único y sin precedentes al no haberse realizado con anterioridad una evaluación de estas características en Portugal para la escuela Toyama-Ryu Morinaga-Ha.

Por otra parte, varios de los que viajamos a Japón el pasado mes de Septiembre de 2018 estuvimos presentes en dicho evento para profundizar en la raíz de esta escuela de sable, así como desarrollar nuestras capacidades y llevarlas al siguiente nivel. Cabe destacar sobre todo la presencia de las delegaciones de Irlada y Reino Unido, encabezadas por Anthony Carrick Sensei y Gary Sallows Sensei.

Carrick Sensei, Fonseca Sensei, Barrera Sensei, González Sensei y Sallows Sensei

El evento ha sido, pues, de carácter internacional y ya ha tenido cierta repercusión en varios medios de comunicación de los países presentes en el desarrollo de su actividad.

¿Qué podemos destacar del evento?

Fue de gran agrado y ampliamente aplaudida la conferencia impartida el viernes por José Miguel Martínez Barrera en la bodega municipal de Vidigueira, que versó sobre la raíz y la esencia de las artes marciales tradicionales, así como del Nihon Bunka (cultura japonesa) y su influencia en dichas artes a través de la historia y hasta nuestros tiempos.

Dicha bodega cuenta con una pequeña pero capaz sala de conferencias que nos permitió celebrar la ponencia con solvencia, pero, obviamente, también cuenta con una zona de cata de vinos y productos autóctonos como quesos y embutidos que, tras la disertación, hizo las delicias de todos los asistentes.

Y qué decir de la evaluación… se notó y mucho el esfuerzo y la dedicaicón de los asistentes tanto en los últimos meses así como durante el transcurso del evento, en el que se pudo observar su progresión y asimilación de conceptos antiguos y nuevos.

Además, como no podía ser de otra manera, hubieron varias ocasiones para poder disfrutar de la riquísima gastronomía de la zona, especializada en carne (en buenas cantidades y de varios tipos y sabores) y maridada cómo no con su buen vino tanto blanco (el más típico) como tinto (menos común). Y para colofón, pudimos degustar un delicioso mousse de chocolate artesanal servido en prácticamente todos os restaurantes a los que fuimos. Se nos hace la boca agua tan sólo de recordarlo…

Sorpresas para todos…

Aunque los que se evaluaban eran los asistentes al evento y no los que impartíamos la enseñanza, al final del Seminario se realizó la entrega del grado de Teófilo Eleuterio Fonseca Sensei, nada más y nada menos que 4o Dan. Desde aquí le enviamos un merecido agradecimiento y una sincera enhorabuena por el trabajo bien hecho. Omedeto!

Y, cómo no, como a mi Sensei tanto le gusta hacer, a mí me preparó una muy agradable e inesperada sorpresa de las suyas…

Tras consensuarlo con Japón, se ve que al final también hubo grado para mí. Pero para mi sorpresa no fue lo que yo esperaba (bueno, en realidad no esperaba nada, yo solamente quería ayudar), ya que recibí el honor de ser 3r Dan de la escuela, algo que me enorgullece enormemente y que aún ando explicando a todo el mundo que me pregunta qué tal me fue el viaje (¡no puedo evitarlo!).

Desde aquí mando de nuevo un sincero agradecimiento a mi Sensei por la confianza depositada en mí. Trabajaré en pro de merecer dicho título y de que todos mis maestros se sientan orgullosos de mí. Domo arigato gozaïmasu!

Conclusión

Nos marchamos de allí con una gran satisfacción producida por una mezcla de la sensación del trabajo bien hecho y de la certeza de que, tras este evento, vendrán muchos más (sean en Portugal, Suecia, España o allí donde hayan practicantes humildes y puros de corazón con la voluntad de aprender las tradiciones marciales de japón).

Esperamos ver pronto de nuevo a nuestra familia portuguesa, un abrazo y un saludo a todos ellos y gracias de nuevo por su abrumadora hospitalidad y su gran predisposición a ayudar y a aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *